1.11.07

FOTO DE LA SEMANA. LOS MUERTOS


"Y no quiero llantos. La muerte hay que mirarla cara a cara..." (Bernarda Alba)

A la canina que cavila...

20 comentarios:

Rascaviejas dijo...

¿Calabazas o huesos de santo?, ¿jalogüin o los Fieles Difuntos?, ¿crematorio o entierro?, ¿Lápida con fotito o con copia del Gran Poder?, el negro ¿luto o color de moda? ¿velatorio casero o tantorio? ¿cobrador de seguro de vida o "el tío de los muertos"?. Anda, cuenten opiniones, historias o chistes de muertos...que tampoco es para tanto.
Total, la muerte es el único lugar del cual no salimos vivos...

el aguaó dijo...

Mi abuela siempre dice: "A los muertos no hay que tenerles miedo hijo, porque los que pueden hacerte daño son los vivos". Y cuanta verdad hay en esas palabras...

La verdad es que yo las calabazas solo las quiero en el potaje. El crematorio es el futuro (y presente)... ya mismo recalifican el cementerio de San Fernando. Jamás me han gustado las lápidas con fotografías. No se por qué. También hay lápidas que están realmente trabajadas, y no me refiero a los mausoleos de Mariano Beinllure o al Cachorro de Aníbal González, que está ahora en el candelero, me refiero a lápidas humildes que poseen alguna que otra escultura. Mi abuela sigue usando el luto, pero, bajo mi punto de vista, es algo que se está perdiendo, y no es algo qe lamente o celebre, es una realidad. Velatorio casero es más de pueblo, o al menos esa es la sensación que me da. Aún a riesgo de sufrir una colleja por sacar el ejemplo de mi abuela de nuevo, ella siempre dice 'el de los muertos'. La gente ya se pone fina y dice 'el del Ocaso' y esas cosas.

La imagen es muy buena amigo. Hace poco, con motivo de la Semana de la Arquitectura, tuve la suerte de conocer rincones de San Luis que no había podido contemplar nunca. La capilla que poseía el Noviciado es una auténtica 'reliquia', nunca mejor dicho, y una joya artística que, bajo mi opinión, atesora polvo y permanece donde habita el olvido, sin los cuidados que merece.

La muerte estaba completamente presente en la mayoría de representaciones artísticas del Barroco, donde tenía un papel importante... ¿crees que ahora ocurre lo mismo, que la muerte tiene un papel importante en la sociedad?

Un fuerte abrazo.

Raúl Ramírez dijo...

Una imagen vale más que mil palabras... Tu entrada transmite y significa más que la mayor parrafada. Hay gente que le tiene mucho respeto a los muertos, gente que no le gustan los cementerios... A mí nunca me ha dado yuyu, con lo que no puedo es con el tufillo a muerto que emana sutilmente de alguna lápida malcerrada recalentada por el sol. el rito de la muerte, el antiguo, el que se está perdiendo es el que se ve en los pueblos. La torre toca a muertos. Miestras trasladan al difunto a la iglesia se reza el rosario en el templo. Los hombres sentados en la nave de la epístola, las mujeres en la nave del evangelio... El pésame al final a las mujeres en la iglesia mientras los hombres se llevan el féretro hacia el cementerio... Tras la inhumación se da el pésame a los varones en la puerta del cementerio...

Lorenzo Blanco dijo...

Existía en un pueblo cercano a Sevilla, y muy cofradiero por cierto, un disminuido psíquico que dirían ahora, y que entonces tenía el escueto apelativo de "tonto del pueblo", al que le encantaba todo lo relacionado con la muerte: los velatorios, los entierros, las plañideras, las campanas tocando a muerto, los responsos, y por supuesto las copas de anís y las rosquillas que las vecinas arrimaban para mejor pasar la noche.

Pues este infeliz, (según me contó un testigo) intuyendo que un vecino estaba más payá que pacá, se presentó en su casa, y arrimandose al lecho del dolor le espetó al moribundo: "no te preocupes de ná, que te vamos a hacer un entierro pa chuparte los deos".

Verídico que diría Gandía.

Saludos

entre san bernardo y la oliva dijo...

señor rascaviejas...¿de que santo es ese craneo? la vez que fui a san luis me impacto mucho verlo en la urna y con la corona de flores...

azul_y_plata_puro dijo...

Fue en el año 1972 cuando pude entrar por vez primera en la Iglesia de San Luis. Con nueve añitos lo que más me impresionó, más aún que el barroquismo de su barroco, fue sendas calaveras - una es la de la fotografía con que nos ilustra Rascaviejas - ubicadas en los bancos de los altares de San Francisco de Borja y San Estanislao de Kostka. Entonces no llevaban, creo, esas guirnaldas de flores a modo de corona monjil.

Para la Dama: Ese año permaneció en San Luis la Cofradía de mis amores. De ese Barrio, también de mis amores y desamores, y su Cofradía proviene mi ciber-apódo (no es invención mía, como ya le comenté a Calleferia, es de una dedicatoria de libro rancio). Gracias por su halagador cumplido, aunque su pseudónimo no está nada, pero que nada mal. Ya nos veremos, si es que no nos hemos visto ya, en una Procesión de Gloria. Siempre a sus pies.

Dama de sevillano nombre dijo...

Mi apodo tambien proviene de una dedicatoria de libro rancio.
Y por favor, nada de a sus pies, es usted todo un caballero, de azul y plata puro, por supuesto.
Y claro que cuando un día nos de por conocernos, todos nos habrémos visto ya.
Gracias.

Rascaviejas:
Cementerio y Reina de todos los Santos, siempre.
El luto, interior.
Y en cuanto a la muerte, nada mejor que el chiste de Gandía, que Dios lo tenga en su gloria.

Lacava dijo...

Ante esta entrada, querido amigo, no tengo más remedio que recordar a José de Espronceda:

Me agrada un cementerio
de muertos bien relleno,
manando sangre y cieno
que impida el respirar,
y allí un sepulturero
de tétrica mirada
con mano despiadada
los cráneos machacar.

Un cascabel, era la criaturita.

Saludos.

el aguaó dijo...

Creo recordar que ese poema llevaba por título "La Bomba" ¿no? Corríjame si me equivoco Lacava.

Lacava dijo...

En realidad el poema se titula "La Desesperación".
Lo que ocurre que en una parte del mismo dice lo siguiente:

Me alegra ver la bomba
caer mansa del cielo,
e inmóvil en el suelo,
sin mecha al parecer,
y luego embravecida
que estalla y que se agita
y rayos mil vomita
y muertos por doquier.

Saludos macabros.

Rascaviejas dijo...

"rayos mil vomita..." La verdad es que Espronceda sería hoy políticamente incorrecto.
La calavera de la foto no está identificada. Peor todavía, hace unos días fui de visita a la iglesia y me encontré que una de las dos calaveras tenía el cristal de la urna roto y también parte de su cráneo. Y pensar que dentro tuvo un cerebro que sintió, amó, odió, pensó, imaginó... Quizás nunca un final como éste. La dejadez de la iglesia de San Luis es todo un símbolo de la muerte cultural y social de la ciudad.
Gracias por sus aportaciones. Los veo cada vez más inspirados...

el caliz de la canina dijo...

Gracias por acordarte de mi rascaviejas,sin quererlo lo has hecho.

Mi dia ya pasó,pero aún queda mi Sabado de Pasión,espero que me admires y caviles junto a mi,cuando me veas pasar .......

La canina seguirá cavilando .....

entre san bernardo y la oliva dijo...

señor rascaviejas¿la iglesia de san luis cuando se puede visitar?
hace ya mucho tiempo desde la ultima vez que fui y me gustaria volver a visitar aquella maravillosa iglesia

soy un chaval de 15 años aficionado a la historia...

entre san bernardo y la oliva dijo...

por cierto, ¿usted salio en los reportajes de "Historia de Sevilla"?

el aguaó dijo...

Muchas gracias por la aclaración amigo Lacava.

Amigo Rascaviejas, esa dejadez tiene mucho que ver con la Diputación...

Querido Entre San Bernardo y la Oliva, precisamente por pertenecer a la Diputación ahora abre de martes a viernes, mañana y tarde. El horario exacto no me acuerdo, pero a las 12 de la mañana es seguro que está abierta.

Un abrazo.

Glauca Maria dijo...

A mi me encanta Espronceda, como dice alguien, una que no tiene arreglo...

Rascaviejas dijo...

Si mal no recuerdo, los sábados abre en horario de mañana y tarde. Lo más curioso es que cierra los domingos. Agrada que alguien con 15 años aparezca por aquí. Y encima con interés.
(Por cierto, es cierto que aparezco en la serie de Historia de Sevilla. Como además la repiten tanto...)

Anónimo dijo...

No solo usted entre San Bernardo y la Oliva,tambien algunos de sus antiguos alumnos del Becquer(espero que volvamos a ser su alumnos) somos enamor@dos de Sevilla y de sus rincones...Amantes de la Historia de Sevilla...

Un Saludo muy grande profesor...

Ranzzionger dijo...

Por si a alguien le interesa y ya que ha sido preguntado, el horario de S. Luis es el siguiente: martes, miércoles y jueves de 10 a 14; viernes y sábados: de 10 a 14 y de 17 a 20 horas. Ah, además es gratis y si tiene alguna duda se le puede preguntar a la persona que está allí, Fernando, que es la que más sabe de tan singular edificio.

entre san bernardo y la oliva dijo...

muchas gracias señor "ranzzionger"