9.7.07


10 DE JULIO. EL GIGANTE.

He abierto el almanaque y he visto tu nombre. Al cerrarlo me he acordado de los que me dicen que nunca exististe. Quizás seas fruto de la imaginación, quizás seas sólo una leyenda o el cuento de un viejo gigante de nombre extraño... Quizás sólo seas un símbolo que nunca se hizo de carne y hueso. Pero a mí me parece que eres un vecino eterno de mi ciudad. Y es que alguien tan grande no podía pasar desapercibido...
Al cerrar el almanaque he dejado volar la imaginación...turismo virtual que lo llaman... Te he visto en tantos lugares...
Alguien te pintó en una tabla en el siglo XV, con unos panes de oro para decorar el convento de San Benito de Calatrava. Todavía te conservan el Museo e incluso te han restaurado en los últimos años. Un Dios de la madera te hizo en tres dimensiones y te colocó en la parroquia del Salvador. Estoy deseando volver a verte allí, que creo que también te restauraron. Pero tu grandeza está sobre todo en la Catedral. Allí si que eres un gigante: Colón, a tu lado es un enanito y llevas casi quinientos años viendo desfilar eminencias y escuchando a los que dicen que tienes seis dedos o a los que cuentan que eres primo de Atlas... Y es que tú también cargaste el mundo a tus espaldas...
Pero yo me quedo con tu presencia en los conventos. Estás encerrado en Santa Clara y estás a la vista en Santa Paula. Allí un viejo portero me contó tu historia. Me dijo que tenías un nombre extraño, Réprobo y que procedías de Canaán. Eras alto y tan fuerte como un gigante. Estuviste tentado por el demonio pero un ermitaño te hizo ver la vida de otro modo. Te dijo que si ayudabas a cruzar un río con los caminantes a tus espaladas acabarías encontrando a Dios. Aquello te gustó. Al fin y al cabo te permitía mostrar a todos tu fuerza. Ganabas un buen dinero y todo el mundo hablaba de ti, de la facilidad con las que cargabas a las personas sobre tu hombro. No se te olvidará aquel día. Un niño te pidió que lo llevaras al otro lado del río. Era muy pequeño, no te costaría trabajo. Pero cuando ibas por la mitad del cauce casi no podías más. Recuerdas que le dijiste:
“Mira niño, pesas como si llevara el mundo encima”.
- El te respondió:
“No sólo llevas al mundo, sino a su Creador. A partir de ahora te llamarás Cristóforo, el que porta a Cristo, y tu vara florecerá en al orilla del río”. Desde entonces eres un símbolo de muchas cosas. Cuando hoy me monte en un taxi y te vea en una medalla con un Niño Jesús y tu vara florida recordaré dos cosas. Una, que las cosas más grandes aparentan ser las más pequeñas. Dos, que son muchos los que se siguen echando el mundo a su espaldas. Quizás por eso siga funcionando. Por eso existes, San Cristóbal. Por eso hoy nos acordamos de ti

17 comentarios:

calleferia dijo...

Estimado amigo:

Cómo hijo de un Cristóbal, del que nunca nadie se acuerda de su onomástica, no puedo menos que darte las gracias por esta entrada. Acabo de llamar a mi padre y se ha emocionado al leerla.
Un fuerte abrazo.
PS: Con tu permiso te he agregado a mis enlaces.

Raúl Ramírez dijo...

Te enlacé a mi blog. Saludos...

Dama de sevillano nombre dijo...

Precisamente el sábado pasado, que estuve visitando el Convento de Santa Clara ví el San Cristobal, y precisamente me acordé de la historia, porque yo también tengo un Cristobal en mi familia.
¿Como podría colocar la foto que le hice?

eres_mi_cruz dijo...

El autor de la imagen que ilustra su entrada no se mojó con lo de los seis dedos...
que se moje el Cristobalita que para éso le pagan debió pensar.

Nada es comparable a la Virgen de Rocamador de San Lorenzo, pero Cristobalita no hay más que uno.

Rascaviejas dijo...

Pues nada, con sumo gusto dediquemos el artículo al padre de calleferia. Gracias por sus enlaces.
Dama: servidor es torpe informático y no sabe colocar bien las fotos pero seguro que hay por ahí un eresmicruz que nos echa una mano...

Rascaviejas dijo...

Por cierto amigo eresmicruz, a usted que es amigo de estos enigmas le envío un texto que describía el Corpus sevillano de 1700. Narraba la procesión y explicaba las reliquias que se portaban en el cortejo. Éstas eran algunas:
"...oro que vino de las Indias, un brazo de San Bartolomé, la cabeza de Santa Úrusula, los huesos de San Florencio Confesor, una muela de San Cristóbal..."
¿Qué pasaría con esa muela? ¿Se la llevó el ratón Pérez?

el aguaó dijo...

Puede que sí amigo Rascaviejas, ya sabemos la gran afición que posee ese ratón por los miembros dentales.

Una vez más extraodinario querido amigo. Me ha gustado mucho. Sabía la historia de San Cristóbal, pero tú la cuentas de manera especial.

Un fuerte abrazo.

P.D. El San Cristóbal de la Catedral fue parte implicada en la creación de la leyenda del cuadro de "la gamba" de Luis de Vargas.

calleferia dijo...

Muchísimas gracias por tu dedicatoria amigo.
Un abrazo.

eres_mi_cruz dijo...

Y no sería profesor que sacaron a San Fernando incorrupto y durante el transcurso de la procesión er momio se cayó y se hizo añicos...
Estoy pensando que la momia de San Fernando tiene un pómulo prominente... le podían haber puesto la muela de San Cristobal en la barbilla para rellenar...

Lorenzo_blanco dijo...

Es curioso que en esta santurrona Sevilla, el gigante al que se le deben de encomendar muchos conductores atrapados en el atasco no tenga una calle o plaza.

Al menos yo no la he encontrado.

Eso si, Rasca viejas si tenía una plaza. Estoy seguro de que nuestro anfitrión de blog si sabrá donde se encontraba.

Saludos

Rascaviejas dijo...

Cierto. Y más curioso es que tampoco tenga una parroquia, al menos que yo recuerde. Pero en la zona de San Julián algunos le dedicaban calles a un misterioso Rascaviejas o incluso a un Pelícano... vaya usted a saber el porqué

eres_mi_cruz dijo...

Bueno, Racaviejas se llamaba la calle Hiniesta aunque en realidad era toda la collación de San Marcos... digo yo que sería por lo de las calles estrechas y los enganchones de la toca der moño de las viejas... aunque también puede ser por ese movimiento característico de las viejas orténticas cuando sacan la mecedora o la silla de nea a la calle y basculan contra las paredes encalás...
Lo único que no va sé es la Adenocarpus decorticans...

eres_mi_cruz dijo...

Tiene guasa que en la plaza er Pelícano colocaran una tienda de acuariofilia...
aunque tiene más guasa que er dueño de la que está en Peris Mencheta se separara de la mujé porque le limpió con lejía el acuario por dentro sin sacá los bichos...
Por cierto... he referido las dos mejores tiendas de Sevilla para los que nos gusta criá chanquete...

Glauca Maria dijo...

Todo un detalle la dedicatoria.

Rascaviejas dijo...

Cum laude, como siempre, para eresmicruz...

Glauca Maria dijo...

Acabo de acordarme que quería decirle algo.
En Bilbao entré en una librería y lo . Me acordé de usted.

Rascaviejas dijo...

¡Dios mío! a la verita misma del Caballo de Troya (sin premios eresmicruz...). Mira que si a alguno le da por invertarse otra nueva nación...
Glauca María, lo suyo ha sido un detallazo. Mil gracias. Besos.