21.9.07

FOTO DE LA SEMANA. ARTE RELIGIOSO CONTEMPORÁNEO

10 comentarios:

Rascaviejas dijo...

Sin duda alguna, Sevilla carga cn el peso de una larga tradición artística. La clara pervivencia y aceptación popular de los modelos barrocos permite plantear diferentes cuestiones: ¿Hay opciones para nuevas tendencias en el arte religioso? ¿Se siguen imitando modelos antiguos sin ninguna aportación? ¿Quedará la ciudad como un lugar anclado en el pasado? ¿Cuáles son las últimas aportaciones de interés? ¿Gusta la aportación nueva? ¿Qué destacarían del arte religioso de los últimos años? ¿Sobran "muñequeros"? ¿Caben las vanguardias en la ciudad? ¿Qué les parece ese graffiti? No me dirán que no hay arte naif por las paredes...Suya es la palabra.

el aguaó dijo...

El tema que planteas amigo es realmente apasionante y complejo a su vez.
Bajo mi humilde punto de vista, creo que las nueas iglesias son horrorosas, normalmente suelen ser un cubo cerrado con cristales de colores. Pero evidentemente no podemos retrotraernos al Renacimiento o Barroco para realizar un falso histórico. Sería un auténtico 'pastiche'.

Yo creo que se siguen las pautas del Barroco en cuanto a la imaginería religiosa. A Joaquín Bilbao se le ocurrió introducir el Neoclasicismo al crear una imagen para el paso de Los Azotes, y desde entonces la Hermandad de las Cigarreras tiene un "Cristo atado a la columna" inmenso que decora la capilla. Antonio Castillo-Lastrucci, Antonio Illanes, Francisco Buiza, Luis Alvarez Duarte o José Antonio Navarro Arteaga son ejemplos que demuestran que el estilo Barroco se sigue imponiendo.
La verdad es que las aportaciones nuevas se remiten al Neobarroco. Incluso Alfonso Grosso, en su cuadro del "Centenario del Dogma de la Inmaculada", que se encuentra en nuestra Catedral, realiza el rostro de la Virgen a imagen y semejanza de la Esperanza Macarena. Yo creo que en el Arte Religioso el esilo predominante es el Barroco o Neobarroco, aunque estemos en el siglo XXI, y quizás en esa parcela parece que sí estamos enmarcados en las centurias del XVII-XVIII, aunque también lo veo lógico. No me imagino un crucificado dentro del Constructivismo, el Minimal Art o el Pop.

El graffiti es un auténtico ejemplo Naif, pero es que Sevilla en sí misma tiene mucho de Naif. Y quizás también mucho de Kitsch. Mi humilde opinión es que las vanguardias deben tener cabida en todas las ciudades. Es una manera de no caer en el estancamiento. Sin embargo, las vanguardias no deben ser un motivo o excusa para destruir lo clásico, y esto hay que tenerlo muy en cuenta.

¿Cómo se podría llamar esa obra? Desde luego yo ahí veo la Virgen de los Reyes...

Un fuerte abrazo amigo.

P.D. Dispénsame la extensión de mi comentario querido Rascaviejas.

Anónimo dijo...

Curiosa foto. A mí me recuerda a la Virgen del Rocío

Roberto dijo...

A mi esto de las tendecias me hace un poco de gracia. Soy muy respetuoso con toda expresión artística, sea cual sea su lenguaje y la forma de plasmar la visión que posea el artista. El arte es un ejercicio de libertad y sin esa premisa pierde su sentido. El arte es algo abierto, un ejercicio contemplación, en el que es el espectador quien decide lo que le gusta. Y también lo que no le gusta. Digo esto porque me escuecen especialmente los ataques de quienes creen que el arte contemporáneo hay que aceptarlo sólo por el hecho de ser el que corresponde a nuestra época. Craso error. El arte se acepta si gusta. Y a lo que no gusta, a otra cosa mariposa.

Saludos

Lacava dijo...

Pues me quedo con la mariposa.

No le den mucha publicidad, por favor, no vaya ser que lo vea alguien del Ayuntamiento.

Glauca Maria dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Glauca Maria dijo...

En la lámina puedo reconocer a una imagen letífica con su niño.
Creo que hay que restaurar para conservar pero si se cambia, mejor innovar antes que sustituirlo por más de lo mismo.
Lo digo desde el respeto que todos nos merecemos.

P.D. Cada vez que veo al Cristo de las Mieles pienso que algo tan maravilloso y de un escultor genial podría haber enriquecido nuestra fiesta...

Ranzzionger dijo...

Tenemos que distinguir entre imaginería y arte. En mi opinión, la primera sigue anclada en un pasado glorioso, pero sin aportar nada nuevo; en cuanto al segundo, no creo que haya aportado grandes obras, salvo honrosas excepciones, a lo largo del último siglo. Hoy en día es muy difícil juzgar el arte contemporáneo, y de hecho creo que nos falta perspectiva. No sé lo que pensarían algunos de la innovación que supondría en su día el campanario, transfomando una obra almohade con la estética contemporánea de mediados del siglo XVI, pero estoy seguro que alguno se llevaría las manos a la cabeza por romper la imagen "tradicional" de toda la vida, e incluso acusarían al canónigo Pacheco y al arquitecto de origen cordobés de llevárselo calentito. Eso no quita para que, aunque no tengamos perspectiva, podamos considerar que muchas obras actuales son un verdadera calamidad.

Lorenzo Blanco dijo...

Pues, que deciros, el graffiti parece realizado por ese tal Fernández que desde su poltrona del Ayuntamiento tacha a los no partidarios de la peatonalización que esta llevando a cabo la UTE que manda en la Casa Grande de pertenecer a la "Sevilla de la pandereta y el capirote".

Y parece que la foto de Maese Rascaviejas apunta a ese agarravaras en la salida de la Hermandad del Cerro del Aguila, ya que si se fijan, es una imágen mariana, pero a la vez, en su base parece adivinarse una estrella de Oriente, de las que ya mismo estaremos poniendo en los nacimientos.

En fin, los tontos de capirote y los tontos de nacimiento parecemos representados en el graffiti. A ver si el Fernández ese reivindica la autoria de tan artístico icono.

Saludos

eres_mi_cruz dijo...

Parece la Virgen los güivols...