16.5.08

PREGONERO DE GLORIAS. (RANCIAS)


Despertó con la primavera en el rostro y el verano en la entrepierna. Mayo en el almanaque. Noche de sueños y de espera. El que espera desespera. Se encaminó hacia el cuarto de baño con la solemnidad que exigía el momento. Serían palabras sentidas. Exaltación más que pregón. La espuma de afeitar y el espejo aguardaban las sentidas palabras matinales. Se apoyó en la placa de mármol con la elegancia discreta de sus calzoncillos abanderado y abanderó un canto lleno de emoción:
“Sevillanos y sevillanas:
Primavera sevillana. Gloria en los sentidos. NI triduos, ni quinarios, ni septenarios, ni novenas, ni sabatinas (el sábado toca...), ni exposiciones, ni procesiones, ni documentales de la 2, ni "La Aventura del Saber", ni "Redes, ni "Club de las ideas"...
¡A la gloria sevillanos! (alguno diría al Glory, lugar rancio donde los haya cuya desaparición lloramos como pérdida irreparable). Años irreparablemente perdidos que diría el poeta... Triunfo del canal del 4 y del 7. Mayo caliente en la mente sevillana... ¿Ubi sunt? . Mujeres rancias de siempre...Las de tonos honorables, las de lencería añeja de la Corsetería Modelo o de Velasco, las que huelen a ¿perfume? Joya de Mirurgia, las que piensa, que una tanga es la versión femenina del tango y los únicos polvos que anhelan son los del Nilo...(rancio maquillaje pensó para sus adentros). Vengo a cantar tu tintazo rubio platino, vengo a soñar con el rubio siliconado que anhelan nuestras noches de vídeo comunitario, vengo a pregonar vuestra presencia inconmensurable y sevillanísima en rastrillos, almonedas, beneficencias y fiestas de la banderita. Vengo a cantar tu esencia y la de tu diminutivo: Keki, Mali, Neni, Cuqui, Coqui, Mendi, Nandi, Chuqui, Chochi... ¡Qué grandeza se esconde entre las menudencias cotidianas de las vivencias diarias....! Viene a mi mente vuestra imagen y pienso en vuestro interior. ¡Ay el interior!... Dice el refrán que ni tanto ni tan calvo. Nunca mejor dicho... Ni el bosque de la Cantudo ( que se quedó en La Trastienda), ni el mollete de la Berrocal, que también se depiló el cerebro. Ni mujeres internet (de banda ancha) ni depilación brasileña. Sevillanas: ¡Viva el término medio! ( Y lo de en medio...) La vivencia de una amiga así me lo contó: al ver a su pareja haciéndole cunnilingus, rancia comidita para nuestros oídos, empezaba a reír al ver a aquella persona con postizo bigotillo recién puesto. El hombre buscando coquina y ella recordando a Azkalgorta... Por eso os canto hoy: ¡Mesura, sevillanas!. Ni siliconas, ni rellenos, ni apreturas, pero tampoco el Matto Grosso en vuestra entrepernura¡ A la gloria, sevillanas! A la gloria
He dicho.”
Aquella mañana se sintió pregonero. Ahora lo llaman pregón íntimo...

13 comentarios:

Rascaviejas dijo...

Con los cambios de tiempo hay a quien le da por pregonar cada cosa...
En fin, señors y señores. El atril está dispuesto. Pueden hacer el canto a las glorias que les dé la gana. En sentido amplio. Ya saben que aquí no les criticaremos luego...

eres_mi_cruz dijo...

¡me pido la dedicatoria!

Rascaviejas dijo...

anotado queda...

Anónimo de Castilla dijo...

María Dolores de la Santísima Trinidad rebuscaba en su bolso-baul el bonobús.
-¿Aonde vas Loli? – Dijo su marido.
-Voy con Encarna a un recital (quiso decir pregón) que dan en Chapina, en el centro de mayores- Dijo Loli.
María Dolores de la Santísima Trinidad estrenaba faja, sujetador de aros y rabillo en el ojo, estos últimos made in China.
Lo pensó mejor y decidió ir andando, total desde su casa a Chapina no había tanto trayecto.
Hacía calor, mucho calor, y los sudores le recorrían la espalda hasta llegar al filo de la faja que cada vez se apretaba más y más levantándole el tórax que con el refuerzo de los aros elevaban su mostrador para dejar apunto de proyectil el penúltimo botón de la blusa.
Lolí se sentía cada vez peor. Todo le apretaba, todo le escocía. Respiraba con dificultad.
Un malestar en el abdomen le hacía cambiar con frecuencia de postura. No podía más.

En el atril un remilgado orador daba sus últimos gritos ripiosos y engolados a no se qué virgen de no se qué barrio;
“Blanca como la azucena
tu belleza es mi delirio,
tus manos son como lirios
propios de una madre buena
que te quiero madre mia
por tu cara y tu hermosura
te contemplo con ternura
y eres mi faro y mi guia.
He dicho”

¡A esta es!, pensó Loli, descargando a la atmósfera litro y medio de metano entre atronadoras palmas de admiración.

azul_y_plata_puro dijo...

Estimado Maese: ¿Aún estamos a tiempo de pedir dedicatorias o ya están las hojas del almanaque en la editorial?

Rascaviejas dijo...

Tenemos todavía un par de meses de plazo

Anónimo de Castilla dijo...

Sr. Rascaviejas.

Yo para mi no pido nada, pero Maria Dolores de la Santísima Trinidad bien merece su dedicatoria.

Rascaviejas dijo...

María Dolores merece peana de plata, banda de música y cortejo cangrejero en su delantera...
Y usted pida, que algo caerá...

del porvenir dijo...

La leche que mamaste, pegas unos volantazos temáticos de antología.
Vas a terminar con más de dicatorias que Radio Meridional con los antológicos Filiberto y Bará. Vas a tener que hacer una arqueo para que veamos como va la lista.

Glauca dijo...

El dia de la firma de libros habrá cola...
Espero sorprenderme gratamente con su indumentaria ya que por fin, en esta Feria del Libro "le puse cara".

herodes de la betica dijo...

Es que se muere uno de gusto na má que por entrar en esta página y ver las pedazo entradas que haces, so pedazo...
Un fuerte abrazo, y sin dedicatorias, jejeje.

el aguaó dijo...

Yo me quedo con tu texto. Sublime querido Rascaviejas...

¿Se llegó a subir al atril ese buen hombre?

Con permiso amigo Rascaviejas, querida Glauca, el día de la firma se colocará una estructura como la que alberga el Museo de Bellas Artes para la Exposición de Sorolla (sin premio y muy recomendabe), y allí habrá más de un blogguero metido. Servidor irá con su espada de cazoleta, su sombrero, su perilla y, como no, el agua para saciar la sed.

Esperamos con ansia ese libro querido Rascaviejas.

Un abrazo.

Moe de Triana dijo...

Perfectamente podría titularse el texto al que haces referencia el Pregón del Satirón...

Hablando de pregonar curiosidades, en la tasca ya se pregonó a la gloria del cazón en adobo, y no sería ningún disparate que se le dedicara algo a la servessita fresquita...Habrá que plantearlo.

Un saludasso rascaviejas.