18.1.09

18 DE ENERO. FAMOSILLOS


“El 18 de enero murió en su convento de agustinos descalzos de Nuestra Señora del Pópulo Fray Santiago de la Visitación, a quien todos llamaban el hermano Santiago, que se ocupaba en pedir por las calles la limosna para el culto de la Santísima Virgen. Su humildad, pobreza y demás virtudes cristianas y religiosas le ganaron el amor del pueblo, quien luego que supo su fallecimiento acudió en tropas al convento pidiendo que lo manifestasen e impidieron su enterramiento. No esperaba tanto su comunidad, pero para satisfacer la piedad de los fieles lo expuso al público, y fue necesaria mucha vigilancia para impedir que le quitasen a pedazos su pobre hábito. Custodiaron el cadáver, que estaba de manifiesto en el féretro, religiosos de todas la religiones, quienes daban al pueblo flores y hierbas que le rodeaban y le tocaban rosarios. Fue innumerable el concurso que por espacio de tres días ocupó la iglesia, y al fin se pudo enterrar en la noche del 22 en el claustro grande delante de la puerta de la antesacristía, sobreponiéndole una gran losa de mármol con este epitafio:

AQUÍ YACE EL V.H.F. SANTIAGO FERNÁNDEZ Y MELGAR DE LA PURIFICACIÓN,
RELIGIOSO LEGO DE ESTE CONVENTO. MURIÓ DE EDAD DE 76 AÑOS CON FAMA Y CRÉDITOS DE SANTIDAD.
EN 18 DE ENERO DE 1794 SUS AFECTOS COSTEARON ESTA LOSA Y SEPULCRO.

Muchas limosnas recibió el convento con este motivo, y muchos devotos granjeó, algunos de los cuales promovieron que se escribiera la vida del hermano Santiago, lo que ejecutó el lector F. Antonio Cobián, y, vencida alguna resistencia que opuso el provisor en conceder licencia para que se imprimiese, al fin salió a luz bien compendiada con un estilo fácil y sencillo. También se hizo su retrato, que se conserva en su convento, y por él salieron estampas que se extendieron por toda la ciudad. El 3 de junio celebró su comunidad solemnísimas exequias, en que predicó el padre Fray Diego José de Cádiz, misionero capuchino, dos horas y tres cuartos, cuya oración se imprimió luego. Dijo la misa don Juan Delgado y Venegas, dignidad del tesorero y canónigo de nuestra Catedral, a quien acompañaron dos prebendados de la misma, de la cual fue el aparato y el servicio del altar, y la oficiaron los veinteneros y la capilla de música de la Colegial del Salvador, con la asistencia de la comunidad de San Agustín y del colegio de San Acasio”.
Corría el año 1794. Moría Fray Santiago como un líder de masas. Han pasado algo más de doscientos años. ¿Alguien conoce a Fray Santiago? ¿Recuerdas quien quedó finalista en el primer Gran Hermano? ¿Quién ganó la última entrega? ¿Quién ganó la segunda edición de OT? ¿Y la tercera? ¿Y la cuarta? ¿Por cuál vamos?...
...Famosillos.

7 comentarios:

Lacava dijo...

Pero cuando pasen doscientos años... ¡que digo doscientos; muchísimos menos! de estos famosillos no se acordará ni su familia. Al menos de fray Santiago se ha acordado usted, amigo.

Mañana nos vemos. Un abrazo.

Ruan y Esparto dijo...

Mala peste en él y en sus travesuras! Una vez me vació una jarra de vino del Rhin sobre la cabeza. Esta calavera, señor, es la de Yorick, el bufón del Rey.
- ¿Ésta?
- Esa misma.
- ¡Ay, pobre Yorick! Yo lo conocí, Horacio ... Era un hombre sumamente gracioso y de la más fecunda imaginación. Me acuerdo que siendo yo niño me llevó miles de veces sobre sus hombros; ¡Y ahora su vista me llena de horror! Y mi pecho se agita. Aquí estuvieron aquellos labios que yo besé tantas veces. ¿Dónde están ahora tus burlas, tus brincos, tus canciones, y aquellos chistes brillantes que animaban la mesa con alegre estrépito? ¿No te burlas ahora de tu propia sonrisa? ¿Se te han caído completamente los músculos? Entra en el tocador de alguna dama y dile que, por más que se ponga una gruesa capa de pintura en el rostro, llegará a tener esta apariencia. Haz que se ría de eso...
(Hamlet, Quinto acto)

La gata Roma dijo...

Una vez más vuelvo a tomar conciencia de mi ignorancia, no por no conocer a Fray Santiago, y me pesa, sino porque no he sabido responder nada de lo demás.. De hecho pensé que OT ya había muerto…

Un saludo

el aguaó dijo...

Hay muchos famosillos en esta vieja piel de toro. Ayer estuve en la presentación de uno de ellos. Pero estoy seguro que dará más que hablar que Fray Santiago.

¿Voacé lo conoce mi querido Rascaviejas?

Un abrazo grandísimo.

P.D. Si lo conoce y lo ve, dele la enhorabuena de mi parte.

Herodes de la Bética dijo...

Que me ha dicho un pajarito de sevillano nombre, que ayer tuvisteis una cena. Sea enhorabuena... Un abrazo.

José Luis Sánchez Domínguez dijo...

Me encanta esta reflexión contra los famosillos actuales de prensa rosa que rozan la prensa amarilla. Le agradezco este blog, sobre todo, porque en el mío intento rescatar a personajes desconocidos de Sevilla y de mi ciudad, la cercana Dos Hermanas. Enhorabuena por el blog y espero leer pronto su libro. Un abrazo.

El Perdíu dijo...

Era sanabrés. Hay una información suya en wikipedia. saludos