11.8.08

10 AGOSTO. SANJURJADA


“Mi mamá dice que los tontos son los que hacen tonterías”. La frase que repetía constantemente Forrest Gump. No necesita más explicación. Tu abuela era más popular. Decía algo así como que los mamarrachos eran los que hacían mamarrachás. Tampoco necesitaba más explicación.
Agosto de 1932. Tiempos difíciles de la segunda república. Un general llamado Jose Sanjurjo decidió jugar a hacer historia. Algo tan clásico como los pronunciamientos. Hacerse tan importante como para tomar el poder. Y el gobierno. Y lo que hiciera falta...
El gobierno republicano ya sospechaba que Sanjurjo preparaba algún tipo de golpe. Incluso le intervinieron su teléfono. No bastó. Ayudado pro el general García de la Herrán controló las fuerzas militares de la ciudad y, quizás amparado por el calor de agosto, detuvo al gobernador civil de la ciudad y declaró el estado de guerra. Por supuesto hizo su manifiesto, o su bando, o su pronunciamiento o su pregoncito, que aquí ya se sabe la afición que hay... Fue apoyado por los requetés de la boina roja y, como diría un directivo futbolístico de nuestro tiempo, se vio valiente. Sus tropas controlaron algunos lugares de importancia de la ciudad y el general, después del pregón, se dedicó a otra de la aficiones más ranciamente sevillanas: dar un paseíto. Con aires toreros. En familia. Junto a su hijo, el capitán Justo Sanjurjo, el teniente coronel Barea, de la Guardia Civil, y el mencionado García de la Herrán, curiosamente de paisano. Una foto para la historia. Hubo algún apoyo de los círculos tradicionales y algún saludo efusivo. Algo tradicional. Cabezazo e inclinación, que ya te pondré a parir...
Pero el apoyo no fue general. Ni mucho menos. El alcalde salió en defensa de la República, al igual que la UGT y los anarquistas. Vinieron tropas de Madrid que apenas tuvieron que intervenir ya que el golpe de estado se desinflaba desde dentro. Oposición popular en la calle y frialdad en los cuarteles. Al días siguiente Sanjurjo era detenido en Huelva. La reacción popular cargó contra los círculos tradicionales de la ciudad. Ardió el Círculo mercantil, el Nuevo Casino en la esquina de O´Donell y la casa de Luca de Tena. Fue apedreada alguna casa como la del Conde de Bustilllo o la del Algabeño e incluso se intentó asaltar la sede del diario ABC y la del diario La Unión. Hubo hasta algún intento de quemar alguna iglesia. Tristes presagios en los comienzos de la República. Revueltas y extremismo controlados a duras penas. Un golpe de poco alcance. Pasó a la historia como la Sanjurjada. Por José Sanjurjo.
Si los tontos son los que hacen tonterías hay veces que sobran las explicaciones.

9 comentarios:

Rascaviejas dijo...

Ya puestos, el interné es el lugar para hablra de tonterías...Pueden contar algunas.¿Han hecho alguna?. ¿Por qué motivos? ¿Cuáles son las peores que ven a su alrededor? ¿Como anda de tontería el sevillano? ¿Tenemos más que un mueble-bar? ¿O más que el ropero de un indio? Cuenten, que aquí (y esto sí que es cierto), nadie dice tonterías...

Anónimo de Castilla dijo...

Sanjurjo, Moscardó, Cuesta Monereo...
Militares.

NATURAL DE SEVILLA dijo...

a partir de entonces todo fueron "sanjurjadas" de otros "sanjurjos " infames que no han cesado de jorabar a la v.Dama: la quema de Iglesias; el ensanche de la calle Imagen; el derribo del Palacio de S.Dalph; ...Santa CAtalina sin ir más lejos. ¡ay, profesor, mi profesor!

el aguaó dijo...

Tonterías (o Sanjurjadas) tenemos todos mi querido Rascaviejas. Eso sí... las llaman de muchas maneras.

Buen texto querido profesor. Compruebo que la genialidad no decae con el calor.

Un fuerte abrazo desde Isla.

Pepe Luis dijo...

Contaba mi abuelo que lo de Sanjurjo sonaba a charlotá...

Lorenzo Blanco dijo...

El prenda éste tuvo hasta una avenida en Sevilla. Por lo visto hasta los chapuceros tenían tan alto honor.

Menos mal que el 10 de Agosto no quitaron a mi santo del almanaque para poner a este San...jurjo.

Saludos playeros

Jose Enrique dijo...

En primer lugar le saludo... 'Y en segundo para decirle una tonteria: yo conozco a una persona que el año pasado en mi clase se subio en una silla y dijo con un libro en la cabeza "recuerden ustedes aquel dia en que yo hize el carajote"...Jajajaja

Rascaviejas dijo...

Menos mal que no había móviles para colgarlo en el Youtube...Motivación LOGSE que lo llaman

Jose Enrique dijo...

No menos mal, claro como en el Becquer no se pueden llevar moviles(solo escondidos) JAJAJA