13.6.09

14 DE JUNIO. CHICA BUSCA CHICO

Dicen que los solteros están de moda. No me lo creo. Es más una cuestión de dinero o de poder adquisitivo, que se dice a lo fino. Pero si usted anda a la busca de pareja, yo le invito a que vayamos a lo tradicional. Que el método es importante, ya lo dijo Descartes...
Por eso, esta tarde se va usted a la catedral. Siempre hay un motivo para entrar por donde le dejen, pero hoy más. San Antonio fue ayer pero ya lo dice el refrán: todos los santos tienen su novena, y no está de más que usted se la aplique hoy. Ensaye San Fermín delante del tranvía. Hay cosas peores. Entre en el templo. Lo primero es saludar al Niño Mudo. Pocos lo conocen en su retablito a los pies de la catedral, pero ya que va usted de incógnito es lo preferible: ver, oír y callar. Por allí anda también el ángel de la guarda de Murillo y la Virgen de la Alcobilla. Misterios sin resolver... Quizás le vigile el tenebrario de la Catedral, aquel que encendían en el oficio de tinieblas y que iban apagando con una manita de cera... la mano de Judas, por traidor. Así hasta que llegaba a las tinieblas... Mejor así, a oscuras como Dios manda... Porque usted se dirigirá luego a la capilla del Bautismo.
Entre si es posible. Allí hay mucho que ver. Quizás la pila más bella que hay en Sevilla aunque eso tampoco le importa hoy. En una pared verá otra Virgen, en alabastro, con su coronita de plata y el Niño en brazos. Párese a contemplarla, que tiene su historia. Es la Virgen de los Olmos, una antigua imagen gótica que estaba sobre el acceso al corral donde se reunía el cabildo. Cuando se tiró el corral se colocó en la Giralda. Hace unos años se situó allí una copia y se trasladó a esta capilla el original. Allí está. Siglos de historia en una pequeña imagen gótica. Pero a lo que íbamos. Usted va a la catedral a buscar pareja. Para eso están las tradiciones. Dicen que el que busca novio o novia es San Antonio. Allí lo tiene: el cuadro más grande que pintó Murillo, con su Niño Jesús y sus angelitos. Pues nada, a seguir la tradición. Tiene muchas variantes, que si aquí, que si delante de San Cristóbal, que si una velita... Allí mismo. Arránquese y baile una sevillana. Sí, sí, una sevillana. Empezando por la primera y terminando por la cuarta. Ya sé que no es tiempo ni lugar, pero igual se ha encontrado usted en el camino algún palio y estamos en junio. Hágalo rápido, que no lo pillen. Porque usted se expone a tres cosas. Una, que un canónigo le pille y le dé un decoroso capón, por irreverente. Otra, más posible, que un vigilante lo eche de la catedral. La tercera opción es que no lo cojan. Cuando termine de bailar las sevillanas habrá demostrado usted que tiene más cara que un político. Con eso y con la ayuda de San Antonio encontrar pareja será fácil.
Este almanaque está lleno de ideas...

12 comentarios:

Lacava dijo...

¿De ideas...? De malas ideas, diría yo, profesor.
Me me revolucione usted el patio, hombre, que como los canonigos - y no precisamente el del blog de "las afotos" - se enteren, ya van a estar montando en esa capilla una maquinita de monedas que cuando le eches el euro salte "Lo tiré al pozo".

P.D. Un día de estos tenemos que hacer una quedada bloguera con periódico reliado para correr delante del trolebús. Eso me ha gustado.

Un saludo.

Zapateiro dijo...

Para esto que apunta viene al pelo la sevillana de

"No le pidas milagros a San Antonio,
que tu madre no quiere que tengas novio

Dice tu madre
que yo contigo voy de tunante
y que ya con tu padre tiene bastante".

La gata Roma dijo...

Vaya ideas profesor…
Yo, a mi vez, tenía una profesora que nos habló de San Pascual Bailón. Teníamos que ir, y plantarnos delante. Haciendo un bailecito absurdo había que recitar la siguiente ¿jaculatoria? “San Pascual Bailón, San Pascual Bailón, que no me salga un novio que me salgan dos” o algo así era. Vamos, eso incurre en al menos dos pecados capitales, así que se me vengan a la mente. De todas formas no me arriesgo a decir que es efectivo, porque esta profesora o no convenció al Santo o largó a los dos novios, porque era una solterona que vaya tela..
Su idea no es descartable, lo mismo en la Catedral hay más ambiente que en Bilindo… quien sabe….


“el clave que me diste, miarma lo tiré al pozo…”

Rascaviejas dijo...

A mi lo de jaculatoria que siempre me sonó a eyaculatoria...

La gata Roma dijo...

Ay Rascaviejas… es que yo era niña del Espiritu Santo… allí la mayor maldad es que a una compañera de apellido Moya le hacíamos rima con la chiri… y lo más grande no es que fuésemos tan tontas, sino el lote de llorar que la otra se pegaba… Le perdí la pista y no sé como lo pasaría la muchacha en el instituto, que me da que ahí la rima sería peor…

Lorenzo Blanco dijo...

Pues no se yo si San Antonio podría hacer algo, pero en estos dias, en la Catedal están los mineros de Bolidén, y no buscan precisamente novia, sino un puesto de trabajo.

¿Que Santo catedralicio les recomienda usted a estos pobres padres de familia?

Rascaviejas dijo...

Quizás el San Cristóbal, que se podía echar el mundo a sus espaldas, aunque como parece que no existió nos podríamos ir a hablarle a la Cieguecita, que nos ayude a no hacernos los ciegos ante las injusticias...

del porvenir dijo...

Maestro. 15 de junio=15-J. Aunque usted no vaya a ir ¡YO VOY!, por dignidad y el futuro de quién usted sabe.

Rascaviejas dijo...

Ya sabe usted que desde mi corazoncito rojo deseo que los impresentables dejen de dar mala imagen de la ciudad y de sus equipos de fútbol. Suerte

eres_mi_cruz dijo...

sólo para mujeres

cantaba de amores un cuarentón
trianero y antisevillano,
bético y antisevillista,
la tristeza de su desaprovechada flor...

¡acude a San Antonio!...
aconsejábanle sus vecinas de la Hispano...

¡a Sevilla ni de putas!...
respondía el talludo cabezón...

como quiera que tenía Santana a un tiro de piedra...
componiose el cuello de pico al eje central de su cuerpo...
eje teórico y virtual que, echándole mucha imaginación, le costaba dios y ayuda encontrar pero al final lo encontraba... guiándose por la raya enmedio de su pelo que era perenne e indeleble...

bajó y le dió siete patás a la
lauda de D. Íñigo López...

y justamente a la salida de la iglesia...
quedó loca-mente prendida de él altiva hembra...
¡ni Curro la tiene tan grande y tan lustrosa!...
ande o no ande presumía orgulloso...

celebrada la boda y el convite en Triana
y tomada la confianza del roce continuado
la fornida esposa dejó de levantarse antes que su esposo y comenzó a exigir su prensa matutina desde el lecho conyugal...

cariño, te encuentro distinta...
pues no has visto lo mejor, ven pacá, chulo...

apartose la sábana y descubriose cual eva saliendo de una armeja grande de esas...
¡¡¡ era un oso del guadalkibear !!!
era Julian Schnabel pero sin albornoz...
resulta increible lo que es capaz de hacer un buen maquillaje, cariño...

Triana me la dio y éso no se encuentra en Sevilla... ni de putas


PD: en cuanto a su petición:

totus tuus

Moe de Triana dijo...

¡¡¡San Antoñooo, San Antoñoooo!!!!

Échame un cablecito pa ve si me como un...¡¡Juuuuuuyyyyy!! ¡¡Cogerlo ahí!!

Saludasso.

Capitán dijo...

Acabo de descubrir este blog y me ha encandilado.

Yo tenía una tía (gallega) que cada vez que perdía algo se encomendaba a San Antonio, como ella decía el Santo lambón, todo aparecía, pero nunca fue barato.