10.4.13

EL CRITICÓN



 
Oiga usted señora. Ha llegado a la puerta de su domicilio. Se esparce por esta localidad. Vive en cualquier rincón. Es entendido de todo y maestro de nada. Tertuliano de barra con suelo de serrín y de ordenador con pegatinas cofrades. Sabe de todo. Entiende de todo. Domina todos los tiempos… Sería capaz de diseñar todas las carrozas de una cabalgata de Reyes, pero nunca fue capaz ni de coger el lápiz en las clases de Pretecnología. Tiene faltas de ortografía como un repetidor de la ESO y se expresa peor que un político de barrio pero practica la crítica literaria como un experto. Sólo ha escrito en la hoja parroquial y en un blog que visitan sus amiguetes, pero puede destrozar al primero que publique un libro. No sabe colgar dos cuadros derechos pero larga hasta de la maquetación del boletín de la hermandad. Sólo ha visto el cuadro del ciervo de su salón pero es experto analista de carteles. Si aparece una mujer melancólicamente hermosa en ese cartel, hace sus gracietas como si estuviera en un casting de telecinco. El es así. Entendedor de la nada. Criticón de todo. Espejo de su mediocridad. Gracián en plena Sevilla: son mediocres todos lo que lo parecen y la mitad de los que no lo parecen… 

1 comentario:

Anónimo dijo...

I have read so many posts about the blogger lovers but this article is actually a fastidious post, keep it up.


my website zakshare.com