5.7.08

5 JULIO. EL TRAJE BLANCO


Allí estaban todos. Con la copa en el suelo. Con la bandera del Sevilla y la bandera de la República. Un día caluroso de julio del año 1935. Una alineación imposible de olvidar: Eizaguirre, Euskalduna, Deva, alcázar, Segura, Fede, López, Torrontegui, Campanal, Tache y Bracero. La lista de nombres que se sabía la mitad de los niños de la ciudad. Y eso que en el colegio la que pedían era la de unos reyes de nombre raro y que era, demás, mucho más larga. Un día para recordar. El equipo del Sevilla FC recibido en el ayuntamiento después de su éxito. Había sido cinco días antes: el 30 de junio de 1935. Campeón de la Copa de España al vencer en el madrileño campo de Chamartín al Sabadell por 3 goles a cero, una final a la que había llegado después de eliminar sucesivamente al Real Madrid, al Osasuna y al Atlético de Madrid.
Dirigidos por Ramón Encinas los blancos habían hecho historia ganando una copa que todavía no era ni de generalísimos ni de reyes. Simplemente la Copa de España. Y allí estaba el alcalde Republicano, Isacio Contreras para hacerse la foto con los vencedores. Aires elegantes e informales en una estética propia del Hollywood de los años treinta. Dandismo a lo Cernuda. Y un traje blanco. Nada menos que el del alcalde. Quizás fuera un guiño a los vencendores. Quizás una imposición del tiempo caluroso. Quizás un anhelo de paz ante lo que se avecinaba...
Pero el Betis se había adelantado a aquella celebración. El 25 de Abril del mismo año habían logrado el primer campeonato de liga conseguido por un equipo sevillano. El cainismo sevillano contento por una vez en la vida. Dirigidos por el irlandés Patricio O´Connell, el conjunto bético formado por Urquiaga, Areso, Aedo, Peral, Gómez, Larrinoa, Saro, Adolfo, Unamuno, Lecue y Timini, tuvo también un gran recibimiento a su llegada a la ciudad. Todo ello después de una liga en la cual el Betis sólo perdió dos partidos y que culminó con un victoria por 0-5 en Santander- Había sido en el mes de Abril, en una época en al que la liga finalizaba antes que la Copa y en la que, curiosamente, el Betis empleaba una camiseta con botones y sin escudo. Año glorioso el de 1935 que hizo situar a los dos equipos sevillanos en la élite nacional. Y es que el Betis había llegado la División de Honor en 1932 y el Sevilla C.F. dos años más tarde. En muy poco tiempo Sevilla se había situado a la cabeza del fútbol nacional. Con el eterno debate sobre si era Sevilla o la ciudad del Betis... Había que celebrarlo con las mejores galas. El alcalde lo entendió a su manera. Con un traje blanco. Marinero en tierra...
Hoy sería fácil ver un traje así. Carnaval sevillano... Ya queda menos para el próximo Domingo de Ramos.

6 comentarios:

El callejón de los negros dijo...

Ojalá algún día podamos ir a recoger otra copa como las que tenemos pero envueltos en la bandera del SFC y en lo más alto la de la República.

¡Viva el Sevilla Fútbol Club!

Esta temporada que empieza en Agosto vamos a dar mucho que hablar. A por la copa de la UEFA en propiedad.

Saludos
Antonio

NATURAL DE SEVILLA dijo...

qué poco duran las alegrías en la casa del pobre. Al año siguiente, todo se fué al garete, estalló la sinrazón...y los campeones béticos -en su gran mayoría vascos- tuvieron que ir al frente. No quiero otro traje blanco que la bandera de la paz y esa está en el Porvenir. Saludos y felicidades por el magnífico blog.

Anónimo de Castilla dijo...

Efectivamente Sr. Rascaviejas; con el traje blanco (y a veces rojo) y las manos limpias y blancas, libres de militares golpistas, llenas de librepensadores y demócratas. Con el traje del sentimiento cómo las palomas del parque de Maria Luisa, libres. Con el traje blanco con el que unos años antes se ganaron casi todas las copas de Andalucía. Con la misma ropa blanca con la que después se ganaría otra Copa de España y con la que después ganaríamos la liga, y después otra Copa y recientemente otra más. Con la misma pasión y elegancia con la que hace poco ganamos la Copa de la UEFA, y al año siguiente otra más que llegó a Sevilla por el Guadalquivir de la estrellas, y la Supercopa de Europa, y la de España. Y uno se pierde entre tanto triunfo y entre tanto título, y los sentimientos se entremezclan con los viajes , las vivencias y los recuerdos. Para colmo nos dicen desde la FIFA que somos hemos sido el mejor equipo del mundo, dos años consecutivos, aunque esto ya lo sentiamos desde mucho antes los que vivimos la pasion en blanco y rojo Y el corazón a modo de escudo no deja de llorar y de latir. Y de cantar junto a nuestros hermanos sevillistas; …”y Sevilla, Sevilla, Sevilla, aquí estamos contigo Sevilla…”
Pd. Recuerdos de Maria Dolores de la Santísima Trinidad que está pasando el día en la Higuerita.

Glauca dijo...

Recuerdos gloriosos que pintan su almanaque sevillano de blanco inmaculado.

Pepe Luis dijo...

Glorioso año de 1935, en que la pasión sevillana que va por barrios, anduvo en lo más alto de la gloria para los dos equipos, cuanto nos gustaría a más de uno y de dos, que esto se repitiera de nuevo, tanto monta monta tanto, la Liga y la Copa, campeen en esta ciudad para envidia de algunos y grandeza del balompié sevillano.
Desgracidamente soñar es gratis, y unos lo tienen más cerca y a otros nos resulta casi imposible de planteárnoslo.

eli dijo...

hola buenas noches!!soy una chica d barcelona con familia sevillana,me gustaria saber si alguien me pudiera facilitar informacion d un jugador del sevilla llamado felix,era centrocampista y jugaria por el año 1936 mas o menos,no tengo mas informacion solo algun recorte d el marca d esa epoca con su foto.mi abuela estuvo saliendo con el y siempre me comenta q le gustaria saber q fue d su vida.si alguien me pudiera facilitar alguna informacion o simplemente un pagina lo agradeceria.mi messenger es:elibov25@hotmail.com GRACIAS