5.2.08

ALMANAQUE DE CUARESMA I. CRÁPULA


¡Qué “jartita” me tienes!. ¡Por lo que una tiene que pasar...! Pero te voy a decir mi verdad: hasta aquí hemos llegado. Mi paciencia tiene un limite y ya no puede más. Son ya muchos días y demasiadas noches, muchas verdades a medias y muchas mentiras. Y una no soporta tanto misterio, tanta fantasía, tanta pantomima...
Dirás que no tengo paciencia pero es que son ya muchos días. Incluso meses. Primero fueron las salidas a media tarde; que si habías quedado con los amigos, que si unos ensayos de no se qué, que si tenías que guardar el secreto... Cuando te veía desfilar por el pasillo de casa pensé que andabas metido en algo raro. Pero no podía imaginar que fuera para tanto... qué quieres que te diga. Es verdad que cuando te veía coger la escoba con ese aire marcial llegué a creerme tus historias: que si el recuerdo del ejército, que si la importancia de la disciplina, que si el ritmo que marcan nuestras vidas... Tú, que no cantabas ni en las bodas y que ahora te daba por el silbido. A todas horas. Creo que hasta el canario se volvió medio loco... Pero por ahí pasé. También soporté tu extraña afición a la historia, que si Roma, que si los centuriones, que si las legiones...¡si tú siempre habías sido un “calzonazos” de taberna!. Eso creía yo...Porque mi vida cambió el día que me dio por andar en tus cajones. ¡Nada menos que unas medias rosas!. ¡Quién iba a pensar en rarezas!. Maldije a la fulana que las perdió y las hice mil pedazos... ¡Quién iba a pensar qué eran tuyas...! Con los pelos que tuviste siempre, un hombre de arriba abajo... Pero lo de esta noche no ha tenido nombre. Con misterio me dijiste que llegarías al día siguiente. Y tuviste la poca vergüenza de decirme que era la ilusión de tu vida. Lo dicho. ¡Hasta aquí hemos llegado!. Toda la noche en vela esperándote, comiéndome las uñas que no me quedan. Todo para verte llegar así. A las tantas. Con ojeras sobre tu bigote. Vestido con plumas...A estas horas... Y encima armao...

7 comentarios:

Er Tato dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Er Tato dijo...

¡Hombre, un calzonazos de taberna.....!

Saludos

orfila dijo...

¡Viva la Macarena!

Es lo que se me viene a la mente.

el aguaó dijo...

¡¡GENIAL!! con mayúsculas maestro. Eres un crack.

Me ha encantado la forma de narrar la tensa espera de esa mujer cuyas cavilaciones le juegan malas pasadas.

Un abrazo.

pregonero_de_sevilla dijo...

Jejejejeje!! Esto promete...
o suyo son ocurrencias y lo demás es mentira.

Entre San Bernardo y la Oliva dijo...

muy bueno el texto amigo rascaviejas...jajaja muy buena la forma de contarlo...

un saludo.

eres_mi_cruz dijo...

Por lo menos esas medias...
¡¡¡RASCA MAMÁ!!!
no las utilizaba para disfrazarse de pantera rosa...
¡Grrrrrrrrrrrñán!
Inmenso rascaviejas...