22.2.08

PASITOS


Lo intentaron de todas las maneras posibles. Se dejaron ver más por la parroquia. Aumentaron su donativo en las misas. Soportaron las dichosas charlas cuaresmales del señor párroco. Incluso ayudaron al grupito de las beatas de la sacristía a llevar con orden el ropero parroquial...Era el momento. Parroquia de Santa Ana. Año 1894. Buen año para entrar en los anales de las cofradías.
Le habían presentado al señor párroco el informe para la nueva cofradía con toda la prestancia posible: traje de los domingos y carta justificativa. El antiguo grupo de la Piedad merecía la refundación. El gesto del señor presbítero quizás no opinara lo contrario. No manifestó mucho interés y advirtió a los jóvenes d la posible tardanza del informe. No importaba Esperarían y acatarían. Así lo decía la Madre Iglesia.
El informe llegó. La carta fue entregada y el gesto de los jóvenes se fue torciendo al leer aquellas líneas:
“...teniendo en cuenta la afición que hoy existe a las cofradías y previendo que un arranque de esa misma afición excitada por la proximidad de la Semana Santa, pero sin sólido fundamento en el que apoyarse, podría ser el móvil que impulsara a los firmantes para tratar de fundar una corporación de esta clase, de propósito he diferido el informe hasta cerciorarme por medio de las pesquisas a que he sometido a los solicitantes de que su empeño era sólido y verdadero...motivos hay para presumir que puedan hacer algo de provecho, no obstante de que ninguno de ellos cuenta con un real, porque esto es corriente en los cofrades y sin embargo arman las cofradías y las echan a la calle...imágenes y demás son propiedad de la parroquia, conviene que así se haga constar en evitación de que algún día quiera la hermandad disponer de todo por su propia autoridad...” Rostros de contrariedad. La negativa estaba clara. Año 1894. Triana perdía una hermandad. La parroquia de Santa Ana perdía, definitivamente, a un grupo ejemplar de feligreses...

5 comentarios:

Entre San Bernardo y La Oliva dijo...

No sabia que esto habia ocurrido... muchas gracias por haberme enseñado algo mas de la historia de las cofradias...

A mi tambien me parece que esta piedad deberia tener una hermandad... es bellisima y cada vez que voy a Santa Ana me paso a verla...

Un abrazo.

el aguaó dijo...

En ocasiones la Historia te deja con la intriga. Te hace esas preguntas que te dejan cavilar en silencio. ¿Qué hubiera pasado si...?.

Gracias por enseñarme de una manera tan bella.

Un abrazo.

José María Suevos González dijo...

No serían tan buenos feligreses si dejaron la parroquia porque no les dejaron jugar a los "pasitos".
Enhorabuena por el blog!

.

Lorenzo Blanco dijo...

Si otros párrocos hubieran actuado de una manera parecida a este de Santa Ana, sobre todo en el último siglo, la Semana Santa de Sevilla estaría formada por aproximadamente la mitad de las cofradías.

A mas de uno le parecería un "numerus clausus" más que aceptable. A mi, francamente, no.

Saludos

Glauca Maria dijo...

Que gran lección al leer entre lineas...